Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Al pulsar sobre el botón continuar que se muestra en el margen derecho significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

Consejos para amueblar tu cocina de forma eficaz

Escrito por Administrador el . Publicado en Noticias

Muchas veces solemos centrar nuestra atención en el salón o en las habitaciones a la hora de diseñar nuestra casa, olvidándonos de la cocina. Sin embargo, la distribución de ésta es sumamente importante y complicada, pues debe ser a un mismo tiempo útil, cómoda, segura y lo más estética posible.
Para que consigas todo esto hemos preparado unos consejos en los que incluimos las distintas partes de las que consta una cocina, las advertencias básicas que nunca está de más recordar y las distribuciones más utilizadas para que saques el máximo rendimiento al espacio del que dispongas.

Por partes
Las diferentes zonas que conforman esta estancia son la de cocción, la de trabajo, la de fregadero y la de almacenaje (especialmente importante para aquellos que no cuentan con una habitación auxiliar a modo de despensa). Lo ideal será crear un espacio que permita ir de la alacena a la de lavado y luego a la de fuegos, facilitando la movilidad.

Ubicar fregadero y lavavajillas próximos entre sí te evitará muchos problemas. Tampoco olvides alejar la zona de trabajo al menos medio metro de la del fuego a fin de prevenir accidentes innecesarios. Situar el horno a 60 cm. de altura impedirá que derrames líquidos. Dejar al menos 70 cm. para la apertura del lavavajillas te librará de incomodidades a la hora de utilizarlo.

Por clases
Los tipos de cocina más frecuentes son: el lineal, en paralelo, en forma de 'L', en forma de 'U', con isla y con península. El primero de ellos está recomendado para habitaciones estrechas en las que estemos obligamos a exprimir cada centímetro. Su principal inconveniente reside en que los paseos pueden hacerse muy largos y tediosos. Para paliar este problema situaremos el fregadero en el medio, acortando las distancias.

La disposición en paralelo es la predilecta para muchos profesionales de los fogones, así que la verás habitualmente en los programas de televisión. Aporta una ingente cantidad de espacio pero evitando muchos desplazamientos innecesarios. Recuerda que has de dejar al menos 1,20 m. de separación para que los muebles enfrentados puedan abrirse sin problemas. También deberás situar en el mismo lado las zonas de limpieza y cocción para reducir el riesgo de accidentes.

Ganando espacio
La forma en 'L' es muy popular por la facilidad de adaptación que tiene al dejar un espacio abierto en el que podremos situar mesas y sillas si recibimos visitas. Además, al eliminar zonas de paso, maximiza el aprovechamiento del espacio y reduce la distancia que recorremos. Para separar fregadero, placa y frigorífico utilizaremos zonas de preparación entre medias.

La cocina en 'U' es la indicada para las habitaciones rectangulares y amplias. Aprovechando tres de sus paredes construiremos un gran espacio en el que movernos con total libertad, con una división clara entre las distintas zonas pero comunicándolas perfectamente entre sí. La capacidad de almacenaje es elevada al facilitar la colocación de numerosos muebles a lo largo de la 'U'.

La opción más atractiva
Para aquellos que puedan permitírselo, añadir una isla, es decir, una zona independiente del resto, es una solución idónea por varias razones. Facilita la comunicación entre el cocinero y los comensales, podrá albergar un área de trabajo o un fregadero en perfecta armonía con el resto de elementos y es la alternativa con mejor resultado desde el punto de vista estético.

Una variante de este concepto es la península. En este caso la zona mantiene la conexión con el resto de la cocina y resulta accesible desde sus dos caras, por lo que añade una nueva zona de almacenaje, ideal para aquellos que necesiten un rincón extra en el que guardar los utensilios del día a día. Si situamos la campana en esta zona hay que tener en cuenta que colgará directamente del techo.

Recuerda que el aspecto útil es el que debe primar a la hora de ubicar los distintos componentes de modo que cocinar sea lo más sencillo, seguro y agradable posible. Sin embargo, no desestimes el lograr también una composición armónica y estética que deslumbre a tus invitados cuando les invites a cenar.

Fuente: http://decoracion.facilisimo.com/reportajes/cocinas/como-distribuir-tu-cocina_186599.html

Tags: consejos amueblar cocina eficaz